Juan Vera Jiménez

Las malas lenguas comentan que ya vino dando por culo desde el día que nació. Y es que ese mismo día la matrona que asistía el parto tuvo que sentarse sobre el vientre de su madre para hacer presión para que el niño cabrón asomase la cabeza.

Vivió hasta los doce años en Sevilla, en un barrio donde aprendió antes a jugar a las damas que a leer. 

En el 93 se mudó al norte, donde reside desde entonces, a pesar de las negativas constantes, por parte de las autoridades para construir un refugio antizombis en mitad del monte.

Devorador de series, películas, libros, cómics y videojuegos. Voracidad a la que culpa de su sobrepeso y no de ser un puto sedentario.

La Paramount le contactó para ser monologuista, la industria del cine para adultos le contactó para… ya sabéis qué se hace ahí, pero él lo rechazó todo y decidió ser pobre, ¿por qué?; pues nadie lo sabe, pero fue su decisión y, como tal, se la suda lo que opinen al respecto.

Hay mucho más que contar, pero pocas ganas de continuar escribiendo, así que manda un mail y pregunta, que ya si eso, igual alguien contesta.

Obras del autor: